martes, 12 de diciembre de 2017

Buenos días!!





I've been running through the jungle
I've been running with the wolves
To get to you, to get to you
I've been down the darkest alleys
Saw the dark side of the moon
To get to you, to get to you
I've looked for love in every stranger
Took too much to ease the anger
All for you, yeah, all for you



domingo, 10 de diciembre de 2017

No encuentro Am@/sumis@

No podría contar las veces que he leído a personas quejarse de lo difícil que es encontrar sumis@ o Am@. Quizá sólo sea mi percepción o la coincidencia de haberlo leído mucho en pocos días, sea como fuere, me ha dado por pensar... ¿qué será eso tan complicado que buscan? Empiezo a hacer juicios de valor y luego me miro a mí misma y me río. Me río porque yo era así antes de encontrar a Sión. Quizá mucho peor que tod@s ell@s. En los diez años que llevo entablando conversaciones en chats, páginas de relaciones sociales, etc. me he encontrado con cosas como:

- Persona casada busca persona soltera: la parte sumisa debe estar ahí cuando y para lo que se la reclame. Se exige discreción. Puede quedar como algo virtual o como encuentros esporádicos. A veces la parte dominante reclama exclusividad para relaciones D/s, en ocasiones también se prohíben vainilla. Alguna vez se obvia que la parte sumis@ tiene una vida más allá de la relación. 
- Persona casada busca persona casada: suele ser como la anterior, sólo que más laxa en el hecho de no poder estar cuando se reclama a capricho. 
- Persona soltera que busca un Am@ solter@: que sea experimentada, con mucha experiencia pero que no haya sido lijer@ de cascos, dura pero que sepa cuando ser cariñosa, cariñosa pero sin empalagar, que sepa lo que quiero, que haga lo que necesito pero no lo que yo quiera (aunque no sepamos ni nosotr@s mism@s en qué consiste eso exactamente) y que acierte cuando se está de humor para llevar a cabo todo esto. Ah! Además con el plus de: la posibilidad de movilidad geográfica, la inteligencia, un físico que entre por el ojo y con una personalidad arolladora que encaje con nosotr@s. También lo he oído de Am@s al buscar sumis@.
- Persona que lleva varias décadas solter@ y sin compromis@ pero por H o por B siempre va a dar con personas mentiros@s, aprovechad@s, pajiller@s y un largo etc. de calificaciones negativas. Esto me apesadumbra, si realmente es así que echen primitivas porque ya lo dice el refrán "desafortunado en el amor, afortunado en el juego" ¿O era al revés? 
- Persona que por H o por B miente acerca de: lo que le gustaría encontrar, el tipo de relación que quiere, su situación (casad@, solter@, hij@s...), etc. 

Bien, leído parece una crítica y en cierto modo sí lo es, pero no por lo que busquen, si no por el enfoque. 

De primeras hay que clarificar lo que buscamos y nuestra situación y ser sincer@s con quien tenemos delante. ¿Y cómo lo hacemos cuando no sabemos qué queremos y es lo que estamos descubriendo? Bien, siempre hay algo que priorizamos, en algunas personas será que quieren algo con posibilidad de real, otras sólo quieren algo por la red, otras sólo quieren excitarse con relatos, otras no quieren gente con pareja, otras que tienen claro que únicamente quieren la parte sexual, algunos querrán una persona que sea también su pareja, para otras será indispensable cierta edad, cierto físico, y un largo etc. Bueno, si tenemos algo claro, por poco que sea, ya empezamos a filtrar entre la marabunta de personas. Ahora bien, no es lícito quejarse si cada día queremos algo distinto y/o opuesto a lo del día previo. No es que siempre haya que decidir qué se quiere para encontrarlo, pero hay que ser consciente de que lo imposible sólo cuesta un poco más. 
Me gustaría hacer hincapié en lo de la situación, el hecho estar casad@ o tener pareja (por poner algunos ejemplos) no siempre es un handicap, puede haber otra persona en la misma situación que quiera lo mismo. El no mentir quita de reproches, críticas y recriminaciones venideras. Mintiendo pierdes la oportunidad de encontrar alguien que realmente sí se amolde a ti. 




Por otro lado tengo la sensación de que a veces tendemos a ser poco realistas. Entablar una relación de este tipo cuesta, cuesta más que un affaire y detrás de una buena sesión suele haber bastante trabajo y esta es la realidad. Es algo tan complejo que implica conocer los gustos sexuales, BDSM, D/s, etc. y también las necesidades emocionales. Aunque lo que se busque sea sólo un encuentro sexual con matices D/s o prácticas BDSM siempre hay una parte afectiva y saber tratarla se consigue con tiempo y ganas de saber sobre quien tienes delante porque no tod@s somos iguales. 

¿Y cuando los astros se alinean y encuentras un@ Am@ o sumis@ que encaja contigo en la mayoría de las cosas que eran importantes para ti? ¡Enhorabuena! A ti sí que te ha tocado la primitiva, pero hay que recordar que siempre pueden aparecer contratiempos, el hecho de que sea una relación con tintes distintos a lo que la sociedad suele mostrar no significa que esté exenta de problemas, baches y obstáculos que sortear. 

Si habéis llegado hasta el soporífero final quiero esclarecer que no lo escribo como una verdad sino como una opinión. Cada uno en su casa y Dios en la de todos. 

viernes, 17 de noviembre de 2017

Un día cualquiera

Adoro pintar, es tan relajante... pero ya me he cansado. Estiro la espalda, llevo mucho rato en esta posición y me duele. Puedo ver por la ventana que las luces de los monumentos ya se han encendido, lo que me hace pensar que es muy tarde y él aún no se ha despertado. Me asomo a la habitación, ¿estará bien? Voltea la cabeza, me sonríe mientras se estira y me da los buenos días sarcásticamente con una sonrisa burlona. Me tumbo a su lado, lo abrazo y lo beso. Debía de estar muy cansado porque nunca duerme tanto.

.................

Me encanta cuando me despierta el suave tacto de su piel. El olor del disolvente la delata, lleva toda la tarde pintando. El día ha sido duro y me apetece jugar un rato.

.................

Paso mis manos por su pecho, por su abdomen. Tras un ratito así empezamos a besarnos, primero pequeños besos, luego besos apasionados. Junta mis manos por encima de mi cabeza dejándolas inmovilizadas, su torso se junta con mis pechos. Odio cuando me besa el cuello, siento tantas cosquillas que no lo puedo soportar y giro la cabeza haciendo que se aparte. Coge firmemente mis carrillos y hace que le mire.

- ¿De quién eres?
- Tuya Amo - Él asiente sonriendo.
- ¿Y qué eres? - dice arqueando una ceja.
- Tu sumisa y tu novia - nunca ante esa pregunta había añadido que soy su novia, parece no haberle gustado, no sé porqué.
- ¿Y tu novia qué? - por su expresión facial y el tono de su voz parece enfadado, la bofetada lo confirma.
- Y tu novia Amo - asiente y me besa.

.................

Necesita recordar cual es su lugar. Le pregunto a quién pertenece. Acierta en su respuesta. En la segunda respuesta, olvida a quién se dirige y la corrijo inmediatamente. Sigo sin entender que le siga ocurriendo después de tanto tiempo, aunque reconozco que me excita ver la furia sus ojos tras el castigo.

.................

Nuestras manos buscan nuestros cuerpos con anhelo. Sus caricias, el calor de su piel... como disfruto estos momentos. Tira de mi brazo y me lleva frente a la cómoda, fija mis manos haciendo que quede ligeramente reclinada. Me despoja de la poca ropa que llevo y empiezan los azotes con la mano, luego con la fusta. Hoy ha sido muy benevolente, puedo ver el contraste del blanco habitual de mi piel con el carmesí de los azotes. Anuda las esposas a mis muñecas y éstas a mi espalda.

- Siéntate - dice señalando el puf.
Me enseña el plug grande en la boca.
- Chupa.

Cuando me ordena eso siempre me pregunto si no preferirá que empiece directamente con lo suyo... me esmero. ¿Lo hará como prueba para ver si soy digna de la suya? Deja el plug a un lado, agarra mi pelo y dirige la escena como si de un director de orquesta se tratase.
Por sus gestos sé que tengo que ponerme de rodillas en la cama. Tira de mi brazo hasta que mi cabeza queda apoyada sobre el colchón. Volteo la cabeza para ver qué me espera.

- ¿Alguien te ha dicho que puedas mirar? - dice molesto.

.................

Comienzo a azotarla frente al espejo. Quiero que se vea reflejada y tome conciencia de que es ella la que se entrega a mí y es sometida. No hay nadie más. El resto del mundo puede escandalizarse, pero me pertenece. La siento en el puf e introduzco el plug más grande en su boca. para que se olvide de los convencionalismos y se deje llevar por la lujuria. Como imaginaba, comienza a chuparlo sin rodeos.

.................

Giro mi cabeza hacia el lado opuesto, lo que él no sabe es que la ventana hace de espejo y se ve parcialmente.
Inicia el ritual, con cada embestida fluyo más.

- Tira de la cortina - digo excitada.
- Tira de la cortina ¿qué? - dice él indignado.
- Que tires hacia la derecha - me abofetea, odio las bofetadas.
- ¿Que tires de la cortina, qué? - noto el cabreo en sus palabras.
- Amo - respondo de forma escueta.
- Pídelo bien - recibo dos azotes fuertes.
- Por favor Amo, retire las cortinas si es tan amable - Les da un tirón, puedo ver nuestro reflejo en el cristal.

.................

A continuación la coloco a cuatro patas en la cama y la penetro. Gira su cabeza intentando ver su reflejo en el cristal. Ha entendido el mensaje del espejo. Me pide que aparte la cortina, sin ningún respeto, por lo que la abofeteo. Hace un nuevo intento erróneo. La lujuria la descentra y la corrijo con unos azotes. Al fin lo pide correctamente.

.................

Me permite el placer de disfrutar de esta escena y no sabe cuán agradecida estoy por ello. Hasta en el reflejo del cristal se puede apreciar la palidez de mi piel. Ver sus movimientos, ver mi cuerpo sometido a su voluntad hasta alcanzar el clímax es todo un deleite, un privilegio que jamás me había concedido.

domingo, 15 de octubre de 2017

Definirse

A menudo tendemos a clasificarnos y definirnos dentro de los cánones que esta sociedad ha establecido: am@, dominante, sumis@, esclav@, brat, masoquista, sádic@, little, etc. Podría seguir con esas listas tan largas que hay por ahí pero he llegado a la conclusión de que (aunque no en todos los casos) me parece algo absurdo. Lo mismo hacemos con las prácticas que se incluyen en BDSM. Somos seres dinámicos y podemos ser o nos puede gustar una cosa en un determinado momento y/o situación y eso mismo en otro contexto nos puede resultar desagradable. Es por esto que generalizar a veces no está mal pero considero que nos deja muy incompletos. La primera vez que pensé esto lo vi descabellado porque daba por hecho de que en alguna definición se tiene que encajar... pero cuanto más lo pienso más sentido le veo. ¿Eres sumisa? depende con quién, cuando y en qué, con mi pareja soy sumisa en la mayoría de las ocasiones, otras veces soy muy muy cabezota. ¿Me gusta que me corrijan? Pues ahora diría que sí pero la verdad que lo paso mal con los castigos o correcciones, a veces hasta me enfadan y en alguna otra ocasión hasta me ha gustado ver su demostración de "poder". ¿Te gustan los azotes? Sí y no, los eróticos sí, los impuestos como castigo no. No sé, podría seguir pero lo veo tostón, creo que se ha entendido.

En mi caso al empezar con esto me fijaba mucho en lo que hacían y decían los demás, cosa que no veo mal, al principio vas un poco perdido, pero con el tiempo he visto que las comparaciones son odiosas, entre otras cosas porque si todos siguiésemos los mismos pasos llegaríamos al mismo sitio y parte de la grandeza de esto es el sinfín de posibilidades que se pueden adoptar en función de cómo lo sientas y/o vivas.

Quizá reciba críticas porque no siga el camino habitual o no haga las cosas como la mayoría las suele hacer, pero no voy a vivir mi vida marcada por algo tan extendido en todos los ámbitos como el “siempre ha sido así”. Si finalmente resulta que lo que vivo no es D/s o BDSM simplemente será nuestra relación. Hay quien considera que la unión matrimonial entre homosexuales no es matrimonio, imagino que con esto pasa lo mismo, si no se llama D/s o BDSM quizá será otra cosa. En realidad da igual de cómo se llame, lo importante, al menos para mí, es vivir la vida acorde a lo que me hace estar bien conmigo misma. Esa es mi esencia, o eso intento...


viernes, 6 de octubre de 2017

¿Verdad oculta?

A veces me pregunto por qué nos escondemos tanto. Claro está que socialmente la D/s no esta bien vista y, hasta cierto punto, entiendo y comparto mantener el anonimato. Tengo la sensación de que en esta sociedad últimamente sólo hay lugar para la entereza, la ambición y la autosuficiencia ya sea emocional, económica o social, y, parece descabellado expresar ciertos pensamientos. No es la primera vez que escucho en temas referentes a la D/s que somos gente enferma, que son pensamientos del siglo pasado, que denigran a la mujer (curiosamente se suelen centrar en las mujeres y no en los hombres sumisos) y un largo etc de cosas negativas. Es por esto que hasta cierto punto entiendo que estas tendencias queden en nuestra intimidad. Por otro lado, no se si será el caso de más personas pero sí el mío, llega un punto del camino en el que me gustaría poder hablar abiertamente del tema y poder expresar angustias, preocupaciones, desahogarme o simplemente tener una de esas charlas distendidas cuando sales a tomar café. Uno de los motivos por los que escribo aquí es por el desahogo, podría escribir y guardarlo en mi ordenador únicamente y ceñirme en escribir sobre cosas informativas, relatos y fantasías BDSM, pero me gusta pensar que otras personas me leen y me comprenden. Leo algunos blogs y tod@s parecen content@s en general con sus situaciones, sin embargo, tengo la impresión de que much@s nos nutrimos de sabernos comprendidos, leídos, de sentir que no estamos sol@s en cierto modo, de saber que hay más personas con nuestras tendencias, forma de vida o llámese "X". Esto me genera cierta controversia porque por un lado parece que se intente socializar pero por otro parece que nos sintamos mejor haciéndolo únicamente detrás de un comentario en un post o tras un email y aquí es donde, para mí, pierde todo su encanto. Es curioso que dentro de un grupo de personas que comparten un pensamiento tan complejo como este se mantengan tanto las distancias. Quizá es porque nos sintamos mejor en nuestra zona de confort que nos otorga el anonimato de las redes sociales. 
Antes de finalizar quiero aclarar que con esto no digo que porque a alguien viva la D/s tengamos que "abrirnos" a esa persona, obviamente hablo de personas con las que sentimos que podríamos tener afinidad en su conjunto social y nos apetecería conocer.